COLUMNAS DEL TERCER MILENIO
  DANTE LA DIVINA COMEDIA Y LOS VIAJES INICIATICOS
 
 
DANTE, LA DIVINA COMEDIA Y LOS VIAJES INICIÁTICOS


 
Hablar de la Divina Comedia de Dante Alighieri es comenzar un rito de iniciación relacionado con el orden mítico, que da sus primeros pasos en el análisis de la conciencia humana universal, y caminando hacia las zonas de la imaginación y de la fantasía. Esas dos facultades nos permiten profundizar en lo real, constituyéndose en el territorio donde surge la relación entre el mito y el plano de la consistencia, es decir, el deseo dantesco que recurre al mito para trasladarse a la esencia de la condición humana.
 
Es importante el contexto histórico de esta obra, toda vez que se sitúa en la edad media. Para comprender los efectos que la mentalidad medieval instaura en la Divina Comedia, es oportuno guiar la lectura hacia una comprensión diferente, fuera del lugar común, que la contextualiza como obscurantista. Por lo tanto Es el momento de superar los falsos presupuestos que la muestran como una época obscura. Recordemos que en esta etapa se gesta la revolución del pensamiento filosófico occidental, de la ciencia y del arte. Dentro de logias, abadías, conventos silenciosos, talleres de artistas que veneraban a la razón como Diosa Iluminada.
 
En ese sentido en occidente tenemos la costumbre de confundir lo sagrado con la ideología religiosa; por ello, advierto que no me refiero de ninguna religión en especial, escribo en términos donde el hombre busca el conocimiento profundo y sacro de su origen. Se trata de la religión en el sentido del religare latino, que traduce volver a unir lo humano con lo sagrado.
 
¿Cómo explica Dante la unión del hombre consigo mismo?, Él describe este rompimiento con la separación del entendimiento y el conocimiento del hombre, por una entrada a sí mismo, Dante ingresa a la construcción estética de la pregunta, no por el tiempo, sino por el origen del ser, aquí - ahora.
 
El abandono del origen sagrado en el rito de occidente, implicó la separación de la Diosa y la ruptura del cuerpo humano (corporeidad y mente) con el universo y lo sagrado.
 
Para explicar lo anterior: El mito fundaba una tradición que se transmitía a través de las voces plenas de memoria, cuerpos habitados por la historia, historias auto transformadas por la imaginación del que narraba o de quien dirigía el espíritu de la tradición, vivo en la ceremonia, donde se presentaba con su conocimiento milenario.
 
La tarea de Dante es obligarnos a jugar dentro de una lógica distinta, la de imaginar, consistente en el culto a la Diosa (la razón).
 
Volviendo a lo mítico y al rito, la crueldad que exige enfrentar el cuerpo a la naturaleza y transformarlo en el viaje a las profundidades por otros cuerpos animados e inanimados, es propio del culto a la Diosa; el cuerpo en el rito puede conectarse con el universo lleno de vasos comunicantes, de puertas, de espejos, de símbolos, e implica el devenir humano, el despliegue del espíritu.
 
El cuerpo como campo de energías atravesado por fuerzas que lo transforman, el cuerpo conectado a la máquina viva del Universo. El universo como una criatura viviente, la condición sagrada del mundo implicada totalmente con la estética. Eso hace Dante en el viaje por los tres mundos.
 
Dante ejecuta un rito de vaciamiento del cuerpo, lo que buscaba en el dolor era vaciarse de los órganos, vaciar el cuerpo; vaciar la mente del dolor que producían en él la temprana muerte de Beatriz, las escisiones políticas de Florencia, una iglesia absolutamente corrupta, un poder eclesiástico mezclado con intereses políticos hasta el asesinato y demás concupiscencias; sufrir estos dolores en el exilio, como una muerte en vida que lo encaminó a la bohemia, a la selva obscura  donde inicia su obra.
 
En la Divina Comedia se produce un vaciamiento del cuerpo del Dante histórico gracias al Dante de la ficción; más allá de la catarsis, este desahogo del cuerpo y de la mente busca un ente sin órganos, una catarsis lograda gracias a la destrucción para encontrar algo verdadero, para hacer el propio plano de consistencia, que le comunica la potencia del amor total y creador, de la arquitectura del universo.
 
Este trabajo implica la idea de lo humano sublime dentro de lo sagrado, por eso Dante sufre en el infierno, se desmaya ante los cuerpos de los condenados y en el purgatorio, cuando observa a los condenados de labios cosidos. El amor lo mueve, le da la fuerza, lo hace capaz de romper con todo sistema ético- religioso o político de su época.
 
Deshacer el organismo nunca ha sido matarse, sino abrir el cuerpo a conexiones, circuitos, conjunciones, niveles y umbrales, pasos y distribuciones de intensidad y territorios.
 
El trabajo de Dante en la obra es iniciático, se busca un conocimiento del mundo desde la sensación y la imaginación. El mundo no está fuera, el mundo se corporiza, y definimos a este mundo como la relación entre los cuerpos.
 
Esto lo podemos entender al final del libro; igualmente, el cielo, el infierno y el paraíso no están en un espacio/tiempo sobrenatural, como lo piensan algunas religiones en un mundo paralelo y trascendente. Puedo concluir que hay otros mundos, pero están en éste, mundos-cuerpos que los conforman, desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande, que se hacen conscientes en un viaje estático como el de Dante.
 
¡El viaje iniciático no se hace afuera del cuerpo, se hace dentro del cuerpo mismo!
 
DAVID FLORES GOMEZ




Comentarios hacia esta página:
Comentado por diego , 03-11-2011, 02:28 (UTC):
pienso que esta reseña de dante es mala

Comentado por Edgar Pérez Espinosa, 18-02-2010, 03:27 (UTC):
Exelente articulo!
saludos.



Añadir comentario acerca de esta página:
Su nombre:
Su mensaje:
 
  Nos han leido 66948 visitantes  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=